jueves, 15 de octubre de 2009

- EPOCA DE GUACHINCHES

El fin de semana asistimos a la vendimia en la zona norte de Tenerife. Un verdadero espectáculo en el campo, donde varias cuadrillas de hombres y mujeres se afanaban por recoger la preciada uva, para hacer luego el mosto y conseguir los muy bien valorados vinos de aquí. En todos los pueblos de esta zona (Tacoronte, El Sauzal, La Matanza de Acentejo, Santa Úrsula, La Orotava) hay importantes plantaciones de parras y mucha tradición vitivinícola. Y muy unido a esta actividad, quiero resaltar hoy una de las costumbres más populares y festivas que por estas fechas se empieza a practicar por aquí: ir de guachinches. El término “guachinche” es el nombre que recibe un tipo de taberna típica de la isla Tenerife. Surgieron con el propósito de vender el vino de la cosecha, y muchas de ellas se convirtieron en pequeños restaurantes ya regulados. La cocina casera con la que acompañan el buen vino es uno de sus principales alicientes. Estos establecimientos tienen su origen en los tenderetes que montaban los agricultores en estas fechas del año, para vender el vino al comprador inglés y posteriormente a los comerciantes locales. Los guachinches se instalaban en una habitación de la casa familiar, y en ella la esposa del bodeguero ofrecía alguna tapa de la cocina popular para acompañar al vino. Probablemente el vocablo "guachinche" descienda de la expresión inglesa "I'm watching you!" (le oservo)', que empleaba el comprador inglés para indicar que estaba preparado para probar el vino. Los agricultores canarios entendían "¿hay un guachinche?". Lo asociaban a si había preparado un puesto para realizar las pruebas o cata del vino antes de hacer la compra. Por encima de comodidades, el cliente del guachinche encontrará una cocina familiar tradicional: garbanzas con costillas, conejo en salmorejo, escaldón, costillas saladas con papas y piñas de millo, bubangos rellenos, tollos, papas con mojo, pescado salado, carne de fiesta, etc. Y por supuesto, lo más importante: el vino de cosecha. Los entendidos en vino dicen que la mejor época para empezar a probar los de la nueva cosecha es a partir de enero y febrero, cuando está más hecho, tiene mayor calidad, cuenta con más cuerpo y está más consolidado en la fermentación de la uva. Pero en realidad, desde fines de noviembre, por San Andrés, ya empieza el vino nuevo a estar listo y los guachinches se prestan a abrir sus puertas. Y les aseguro que hay mucha poesía en los guachinches.

16 comentarios:

delaRosa dijo...

Mmm...Una "ñamñam" rica entrada. Tomo nota.

Besiness..

lisebe dijo...

Mi querido Beker cuanto me recuerda el tiempo de la vendimia aquí en mi tierra!!! es realmente un momento de regeneración y alegria!!!
Y deliciosamente feliz..
Que entrada más jugosa y fragante, llena de olores de colores, de fiesta y de encuentros...!
Muy bella entrada!!!!!!
Besos mi querido amigo!!!

Cantares dijo...

Que belleza tu post! la musica me encantò, el relato precioso y ahora me quedo antojada de bacalao jajajaja verè si mañana salgo a ver si consigo,me encanta!
Besos

entreluces dijo...

Ya me gustaría a mi ir de guachinches!!

Se abren las puertas, y yo me conformaría con solo unos garbancitos con costillas (por lo de guardar la linea) eso sí, acompañado con ese vino de la tierra que tiene que ser un lujo para el paladar,,

Abracitos!

Ligia dijo...

Es todo un rito "ir de guachinches" y un gozo, claro. Abrazos

Lisandro dijo...

No conocia nada sobre este tema, gracias por dejarme aprender!

mardelibertad dijo...

Siempre contigo se aprende algo nuevo, y das a conocer tu tierra.
Besos

azul dijo...

Bonita entrada...y a mi que guachinche me suena a lio ...menudo guachinche había jejej bueno lo dicho hoy aprendí algo más

Muy instructivo como siempre

Cecy dijo...

Mmmmm, que rico.

Das envidia a cualquiera.

Me gusto todo.

Besotes.

piruleta dijo...

es lindo ver como amas tu tierra,,,

cuídala como la sonrisa.
cuídala como a los amigos

un abrazo
lluis

entreluces dijo...

Ah!! Beker, la música guanche como me gusta!! he disfrutado de esa fuerza vibrante y jugosa, siempre que la escucho me transmite bonitas sensaciones y estupendos recuerdos,, en fin, que soy una fan irremediable de la música canaria,,,,
gracias.

Baldwin y la demencia dijo...

Que buena entrada, me trae a la mente la fiesta de la Vendimia. Me han dado de comer uvas, he visto una uvas hoy en la verduleria que me han dejado pensando. Eso más leer justo tu poema !!!!!!!!

Saludos Becker.

Marina-Emer dijo...

que bonito debe ser estar en una vendimia...yo al campo sólo he ido de merienda pero en repoerages he visto vendimiar y es precioso.
te deseo con el alma feliz fin de semana
besos
Marina

HADA 31 dijo...

HOLA MI KERIDO AMIGO

TE FELICITO CORAZON K BELLA ENTRADA MUY COLORIDA

TE DEJO UN FUERTE ABRAZO

TU AMIGA

HADA 31

delaRosa dijo...

Por cierto.... sabes lo que es un lagarejo?¿
Oh oh...:P

Basurero Usurero dijo...

Las vendimias so juergazas, muy buenas. Suerte.