jueves, 19 de noviembre de 2009

- DESCONECTANDO


Ni lo sé, ni me importa...
.

21 comentarios:

mardelibertad dijo...

La frasw con su iamgen, sin palabras......divina......
La cacnion, gran duo y sus recuerdos trae, acompañada de maravillosas postales.
Abrazo

Sol dijo...

Asi dan ganas de desconectarse un ratito!!!
Que bellas imagenes... que bello tema!!!
Me quedo un ratito ya que a estas horas necesito un poco de paz... y aca me la das...
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!
No te vas verdad???

Arantza G. dijo...

¿Estás enfadado?
Bueno, no te agobio...buena música para desconectar, sin duda.
Descansa.
Un beso grandote.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

si quieres desconectarte del mundo cierra los ojos y ten un lindo sueño...
Un beso!!

Cantares dijo...

Este post me hizo muy bien, necesitaba desconectarme despuès de un dìa muy complicado y sin proponertelo me ayudaste. Gracias!
Una belleza la mùsica y las imagenes,Besos

azul dijo...

precioso....me quede calladita hacía mucho tiempo que no la escuchaba...

Gracias

Ana dijo...

He conseguido desconectarme...Gracias.

Muchos besitos.

delaRosa dijo...

Como todas mis mañanas desde hace mucho tiempo pensaba en un amigo muy especial, él tiene tanto y yo tengo tan poco..
Estaba tan absorta en mis pensamientos que casi me pierdo un espectáculo grandioso: el amanecer.
Todos los días son gloriosos, incluso los peores, el amanecer de hoy ha sido espectacular. Los rayos tímidos del sol se asomaban entre las nubes como con miedo. Los tonos rojos se mezclaban con rosados, malvas y dorados, de fondo un azul intenso.
En esos momentos me hubiera gustado desconectar de todo, incluso de la vida misma, y quedarme suspendida entre las nubes con el alma sosegada, limpia..
Entonces recordé los maravillosos atardeceres que se han inmortalizado en mis retinas..

A veces es bueno desconectar un poco y dejar la mente en blanco pero preparada para volver a conectar el interruptor que nos devuelve todo lo bello de los recuerdos y la emocionante expectativa de lo que queda por vivir.

La fotografía, como siempre, única!

Besines de amanecer.

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Hola poeta amigo, las desconexiones son necesarias...
Un abrazo

Angeles dijo...

ahora estoy en silencio..desconectada..volveré para escuchar...
Besos:)

DAISY dijo...

muy bien, a desconectar que a veces es necesario!! besos

Gara dijo...

Muchas ves es necesaria esa desconexión, con esas imagenes y esa musica, lo hace mas facil.

Besos

mirambella dijo...

a veces dan ganas de desconectarse de todo. Bonita canción e imagenes para hacerlo. Besos

Angeles dijo...

Volví..para escuchar y contemplar, bellísimo!, para ver de nuevo y más..
Gracias !!
Besos:)

beker dijo...

Verán, después de una semana de mucho ajetreo (el viaje a Barcelona, todo el jaleo del congreso, la vuelta, intentar ponerme al día con las tareas de clase...)el domingo necesitaba el mar. Llegamos a un sitio y me encontré esa imagen: dos gaviotas en una peña en medio del mar, ni se movían. Me senté en unas rocas en la orilla y durante largo tiempo estuve perdido en esa escena, escuchando el mar. Pense que sería estupendo que alguna vez pudiéramos darle al interruptor y desconectar como las gaviotas.. (quería explicarles el momento). Abrazos para tod@s

entreluces dijo...

Me complace que sea una desconexión momentanea, que ya imaginaba yo asomándome por aquí y preguntar:

¿está desconectado? para luego oír algo así como:

- Ni está, ni se le espera-

Abrazos :-)

Baldwin y la demencia dijo...

QUE BUEN TEMA!!!!!

Saludos amigo!!!!!!

Lucía dijo...

Desconectar así es una maravilla.
He desconectado con la música y he relajado con esa delicia de fotorgafía.
Besos.

Logan y Lory dijo...

Esos, querid Beker, son los instantes que uno disfruta a solas con nuestro único pensamiento absorto e una imagen que nos da paz.

Te entendemos y es una forma mágica de desconectar...

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Un marco ideal para relajarse y desconectar. Tan necesario!...

Abrazo. Soco

Sandra Gutiérrez Alvez dijo...

fuera de todo...
me gusta.

un beso