jueves, 3 de febrero de 2011

- LLENANDO LOS SILENCIOS

Igual que hay lugares propicios para que sucedan determinadas cosas, también hay estaciones para todo y el invierno no sólo se vive en el cuerpo, también se siente, a veces de una manera descarnada, dejando el alma en un abismo, con un frió que cala más allá de cualquier posibilidad de protección. Sin embargo, ahora empezaba a sentirse protegido detrás de su terapia íntima, porque no tenía que esperar nada, tan sólo conquistar la complicidad del silencio para sobrellevar su romanticismo. Se levantó temprano y con formas parsimoniosas, como si estuviera estudiando una partitura, preparó el primer café. Por un momento se sintió a gusto observando el paisaje en calma que arrastraba los fantasmas de su mirada oscura y hasta disfrutó del olor fuerte que surgía a borbotones de la cafetera, en el ambiente cálido de la cocina que le resultaba tan familiar por las mañanas. Sólo cuando sus labios bordearon la taza y el líquido denso y ardiente inundó todos los recovecos de su boca, se dejo arrastrar por un momento a ese terreno pantanoso de su memoria que tanto había recorrido bajo la luna mojada. Siempre la misma pregunta, ¿por qué no volvió a llamar?. Y después un largo silencio que llenaba andando de esa forma en la que no se hace ruido, sin caminar a ninguna parte, como si llevara una culpa inocente entre las manos.

http://www.youtube.com/watch?v=YkADj0TPrJA&feature=related

36 comentarios:

Maritza dijo...

Muy muy buen relato, Beker! Me ha sorprendido. Sobretodo la expresión "para sobrellevar su romanticismo"...que pareciera un tema menos importante para muchos hombres...
No sé, me ha dejado pensando. Lo encontré poco común y expresivo al máximo.

Buenísimo, para mi gusto.
Felicitaciones!

joselop44 dijo...

Veo que sigues escribiendo muy bien, si no mejor que antes. Me encanta la sutileza y la sencillez con la que lo has contado.
Saludos

MORGANA dijo...

Beker,escribes de una manera tan especial que transmites todo un torrente de sensaciones.
Sé feliz.
Besos.

Uka. dijo...

Uf,qué bonito y qué bien escrito y descrito.
Es,o son esas sensaciones pesadas...tanto que parecen encoger el cuerpo,aunque sea el alma la que tirita,la que siente todo el peso de ese frío lacerante e imposible de abrigar.
Me encanta esta canción de Phil Collins,me encanta.
Genial.
Un beso.

Javier dijo...

Hermosas palabras, sutilmente escritas.
Esconden algo que podemos imaginar pero que no sabemos, por lo menos yo.
Esa pregunta, ¿por qué no volvió a llamar? aclara esa soledad, esa melancolía.
La culpa inocente.

Saludos.

Cecy dijo...

Creo que esos silencios que recorre los sonidos de las cosas simples, nos conecta con preguntas que a veces es mejor que ni el silencio las nombre.
Que buen texto mi querido.

Un beso grande, grande.

delaRosa dijo...

¡Qué foto! ¡Wooh! ¡Peazo foto! Me ha gustado una barbaridad temerosa de grande, el texto tambien.
No sabría con cual quedarme porque la anterior, la de la sinfonía del mar, es alucinante. Lo tengo difícil, mmm... ¡Me quedo con las dos!
Enhorabuena poeta, además de plasmar la sensibilidad en tus escritos lo haces en tus fotografías.

PD.- Me gusta;-)

Aldabra dijo...

¿Por qué no lo hizo? ¿Por qué no deja de lamentarlo y actúa? Describes muy bien el ambiente y los sentimientos del protagonista. Biquiños,

Ligia dijo...

Llenar los silencios con preguntas sin respuestas puede ser desquiciante. Hermoso texto y linda imagen. Abrazos

Cantares dijo...

Ya sabés que me encanta leerte.
Disfruté mucho este relato, triste, melancólico y bello.
Un beso grande

gaia56 dijo...

¡Que bueno tu relato!
Apuesto a que disfrutabas el momento de silencio hasta que la pregunta que dejó suspendida otro tiempo se apoderó del tuyo.
Me dejaste también prensando en otras de mis preguntas que dejé pendientes en otros momentos y que vuelven a veces.
Un beso.

E. Martí dijo...

Las estaciones apoyan el estado de ánimo... El invierno denota soledad y frío... Esa pregunta aparece para que te asomes a la ventana y sientas ese vendaval interior que se aprecia en la calle.
Pero llegan las mimosas un día de estos amigo
Bs

MIMOSA dijo...

En ocasiones el frío interior es más
gélido y desolado que el que nos llega con el suave viento del invierno. A pesar de ese frío, el relato es muy cálido, y se filtra en esos silencios que uno de vez en cuando piensa.
Saludos, un beso

Yuria dijo...

"Una culpa inocente en las manos". No imaginas cómo me ha derrimido esta frase. Un beso.

Carla Kowalski dijo...

Muy profundo Beker. Disfrute de cada detalle, y esa frase final es excelente.

Belkis dijo...

Muy bonito relato Beker en el que demuestras una vez tu sensibilidad y profundidad de sentimientos. El silencio y la soledad a veces nos hacen sentir culpables, pero es mejor que existan antes que los espejismos que a la larga traen solo vacío. Siempre hay otro horizonte en el que el sol vuelve a brillar. Te dejo un abrazo

Balovega dijo...

Hola y bella noche..

Paso a leerte un rato y desearte un feliz fin de semana.. Me gusto tu entrada.. gracias por compartir..

Saludos

añil dijo...

Precioso relato aunque creo que lo mejor de los silencios es no llenarlos sino sumergirse en ellos de cuerpo entero.

Tus letras son siempre un placer.

Un beso

E. Martí dijo...

LLenemos los silencios de este maravilloso domingo que anuncia ya la primavera... Gracias por tu saludo.Aquí correspondo, agradecida, y deseándote una feliz semana.
Un beso

don vito andolina dijo...

Hola, bello blog,preciosas entradas.si te gusta la palabra en el tiempo,la poesía, te invito al mio,será un placer,es
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen domingo, besos diversos.

María Socorro Luis dijo...

Siempre muy hermosos tus textos. Muy poéticos.

Muxus

Lucía dijo...

Esas preguntas no podemos resolverlas, tan sólo queda acariciar el silencio para llenarlo de un calor distinto y renovado.

Un precioso texto como nos tienes acostumbrados, amigo mío.

Un gran abrazo, querido beker.

Gara dijo...

"El silencio lleva en sí tu voz, como el nido la música de sus pájaros dormidos".

Rabindranath Tagore

Mis felicitaciones, cada día te superas más.

Un abrazo

Cinzia Procopio dijo...

Hola Beker, tienes un premio en mi blog. Un abrazo.

Mar dijo...

Esa pregunta repiqueteará una y un millón de veces... a no ser que llame... o llame él...

Me gustó tu texto (me encanta como escribes), me encantó la fotografía (es espectacularmente bella), me gustó la música que elegiste, y hasta me llegó el aroma del café...

Buenos días y un fuerte abrazo.

Marina Fligueira dijo...

Hola Beker? Muy bueno ese micro relato, a mí parecer, expresa un sentimiento de soledad, recuerdos... ¿Porque no ha vuelto a llamar? Él hombre cavila pensando que algo pudiera haber hecho mal, mientras toma ese café y siente los olores de la cafetera, el silencio de casa y el frío en el alma que es más mortal que del cuerpo. Me ha encantado.
Felicidades. Un abrazo y se feliz

Marina dijo...

Un andar que no sienta ni siquiera su espíritu...Nunca entenderá por qué no volvió a llamar. Yo, aún hoy, no lo entiendo.

Un abrazo.

amelia dijo...

Eso mismo me pregunto yo, ¿ poruqe no volvio a llamar?, quizas por miedo, por miedo y egoismo,
solo quien vive esos sentimientos, puede escribirlos,
un saludo muy fuerte, compañero de isla

Estrella Altair dijo...

Y por que no lo hiciste tu... por que no llamaste...

a veces... no solo es por que el otro..

si no tambien por qué nosotros..

y eso hay que pensarlo..

de todas formas siempre hay tiempo..

Besos

mimbre dijo...

Hola Beker...
Con la precision del matematico y la magia del pincel del pintor...Tu pluma nos transporta¡¡
Buenisimo¡¡
Gracias por tus conceptos, Amigo mio¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

irene dijo...

¡Qué preciosa foto!, un bello lugar.
Me gustan tus palabras, siempre. Creo que los inviernos también pueden ser muy cálidos, al igual que los veranos pueden ser gélidos, todo depende de los silencios, o de las "llamadas".
Bonito vídeo, inquietante.
Un beso, Beker.

Primavera dijo...

Hermoso relato que lleva impregnado mucho romanticismo, la pregunta del millon porque no llamo? pero podria ser al reves, si no llama pues llamale no te quedes pensando que hubiera ocurrido.
Primavera

Flor dijo...

Muy bueno tu relato.

Gracias por tus visitas.

Te gustó el pensamiento? Es tuyo. Lo puedes ir a buscar.
Es un imagen de google pero que yo le di unos arreglitos.

También estoy regalando un corazón no se si te diste cuenta.

Besos
Flor

MORGANA dijo...

Tienes un regalo en mi laberinto.
Besitos.

Encarni dijo...

Hacía tiempo que no venía a tu casa, hace frío fuera y el olor a café me ha invitado a entrar aunque no tome café, pero el olor es lo suficientemente embriagador para entrar en tu cocina.
Es díficil llevar el invierno cuando hace tanto frío, a mi me haces un té y te escucho, después si quieres llamas por teléfono y rompes el hielo del invierno, ya pronto será primavera.

Ves, por eso te dejo un abrazo.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Viajar con tus letras es maravilloso gracias por escribir asi!!!!
un beso ♥