domingo, 11 de septiembre de 2011

- RUTA DE MONASTERIOS (IV)

Retomamos este verano la “Ruta de Monasterios” que iniciamos el verano pasado. Este año comenzamos con la visita al Monasterio de Santo Domingo de Silos, una abadía benedictina del siglo XIII ubicada en el municipio de Santo Domingo de Silos, en la provincia de Burgos. Hay que destacar sobre todo su claustro, una de las obras maestras del románico español. Los capiteles, los altorrelieves que adornan las esquinas, los techos de madera policromada… hacen de este espacio un lugar sobrecogedor, donde se respira una gran tranquilidad y armonía. El monasterio es también un referente por los cantos gregorianos que interpretan magistralmente los monjes de Silos. Este pequeño pueblo, situado en un valle tranquilo, con los típicos campos castellanos llenos de colores y dibujos, se llena de personas, especialmente durante los días de semana santa, para escuchar el sonido de las voces en canto gregoriano. El canto gregoriano es la liturgia cantada y tuvo gran impacto en el desarrollo de la música occidental, especialmente en la música medieval y del renacimiento.
http://www.youtube.com/watch?v=vArNf76XxYo

8 comentarios:

Cecy dijo...

Me hace suponer que andar por esos caminos, te deben dar una especie de paz interior, no se.

Un abrazo amigo!

María Socorro Luis dijo...

El canto gregoriano de los monjes de Silos... casi nada.

Es maravilloso, te transporta, te eleva, te transforma.

Besos

Lucía dijo...

Veo que además de disfrutar por las rutas de los Monasterios, has disfrutado con la maravillosa música de los monjes de Silos.

Un abrazo fuerte...

Ligia dijo...

Hiciste una "bendita caminata". Abrazos

Cantares dijo...

Los monasterios me resultan muy atractivos para pasar temporadas en retiro, es reconfortante y carga las energías, las voces de los monjes deben ser un don otorgado especialmente porque son una maravilla.
Mira que soy rara que hice un retiro de silencio, solo dos días, siendo mujer eso es una azaña.
Besos

Arantza G. dijo...

Una gozada! un paseo para encontrar la paz interior.
Besos

Aldabra dijo...

Pues no lo conozco pero desde luego que me encantaría.

Los cantos gregorianos me gustan.

biquiños,

Marina Fligueira dijo...

Hermosa entrada esta también.
De tu mano voy recorriendo esos maravillosos lares de Silos.

Un saludo.