sábado, 26 de julio de 2008

- DE NUEVO OTRO SENTIMIENTO

Era un sábado como otro cualquiera y podía haber recorrido cada uno de los rincones que se abrían a su paso con la misma naturalidad de otros años, si no fuera porque esta vez una energía venida desde muy adentro impulsaba cada paso y una alegría contenida le llenaba de prisa. Nada más doblar el último recodo de casas desde donde se abría una gran playa de arena negra, Abilio escrutó con la mirada todos los rincones de la calle, donde a esa primera hora de la mañana sólo se veían las sillas de madera de los guachinches apiladas, único rastro de la fiesta que la noche anterior había detenido a los paseantes con sonidos de folias e isas y el olor fuerte de las sardinas fritas. Se dejo contagiar por ese ambiente que le resultaba tan familiar, por el aire puro del mar que se agitaba en su propio ambiente, moviendo las hojas de la platanera con parsimonia y por el sabor a marecida. Avanzó con prontitud, como queriendo precipitar las cosas, hasta el único teléfono público que había en el pueblo y marcó con decisión el número con la certeza de que al otro lado estaba la respuesta que necesitaba en ese momento. Mientras se abría paso la llamada y el zumbido del teléfono retumbaba metódicamente, pensó que la diferencia estaba en el misterio que la envolvía, ahora que la gente tiene tan poco que mostrar y son simplemente lo que aparentan ser, sin tener nada que guardar.

5 comentarios:

Enredada dijo...

Hermoso relato... lleno de una visión tan positiva del tiempo, realmente cada palabra es preciosa, y cuando te leo cada imagen aparece en mi mente, y casi puedo oler las sardinas... y ese final, ese llamado con tanta seguridad y el pensamiento, es tan verdadero!!! gracias por compartirlo con todos los que te leemos y admiramos...
mil besos

♥ Ma®iana Camandrelly ♥ dijo...

... "Me Sopla la Vida y en mi lo llena todo… Cada día me nutre de vivencias, sacia mi sed de fluir… Emergiendo un nuevo soplo hasta renacer de nuevo en lo dilatado de cada experiencia" ...

ButTerfly^kisS dijo...

Abilio tiene todas mis simpatías, me alegra su vuelta y que haya desvelado el misterio de una llamada..."ahora que la gente tiene tan poco que mostrar y son simplemente lo que aparentan ser."

Saludos.

entreluces dijo...

El mundo se ha hecho tan pequeño que si no "guardamos" algunas melodías que emanan de nuestro interior perderían su misterio, su magia, y hasta estarían expuestas a la banalidad. Abilio de eso sabe......si
Besos y sonrisas :))

beker dijo...

A mi me gustan las personas que tienen siempre la capacidad de sorprenderme, que tienen algo que ocultar, no porque sean falsas, sino porque guardan siempre algún misterio; el misterio no estaba en la llamada, sino en ELLA:)