lunes, 28 de julio de 2008

- CADA NOCHE, CADA DESPERTAR


Somos tan frágiles a veces que los sentimientos nos llevan a estados muy distantes de alegría y de pesar. Una amiga me contaba que quería ordenar la mente y no pensar para bloquear pensamientos que le provocaba el viaje de una persona amada. Seguí esta tarde pensando en mi amiga y surgió esto que le regalo a ella, que es tan intensa en el amor como el olor de una Rosa al amanecer...
.
.
.
.
Pasó otro día sin ti y este vacío
todo cuanto sucedió llevó tu huella
cada movimiento me llevó tu paso
cada palabra la devoré mil veces
.
Dime que sigues estando ahí
dime que sigues en mi camino
dime que se calentó el frio
dime que sólo es diferente
dime que fabricas recuerdos
dime que me encuentras en ti
dime que añoraste mis brazos
dime que saboreaste mis besos
dime que anoche me extrañaste
dime que no me encontraste
.
Y mientras yo sueño
y despierto contigo
siento ahora
que tu ausencia cava
una zanja de tristeza
en cada cosa que juntos
hacíamos cada día
y deseo que despiertes
que sepas por qué te lloré

3 comentarios:

ButTerfly^kisS dijo...

Cuánto sentimiento en tan bella poesía.

Saludos.

huellas compartidas dijo...

Que placer recibir un regalo como ese... muy afortunada es tu amiga...
Y esa ambiguedad de sentimientos ante la partida de un amado habitante...
Espero que estes bien...
Saludos

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Bello regalo para tu amiga...
Un abrazo!