jueves, 16 de octubre de 2008

- COQUETEANDO CON LA SOLEDAD

Cuando se retrasa la vida con mentiras y nos olvidamos de mirar en el baúl de las cosas imprescindibles donde sólo caben los sentimientos más puros, se nos escapan las gaviotas que con su vuelo nos dejan una estela de añoranza, como extrañas figuras desgranadas en el cielo de cada uno o como el perfil desdibujado de una cara entre las nubes, sin poder ser más que espectadores o decirnos en voz muy baja andando sobre una cinta sin movimiento: yo tampoco lo intente…

3 comentarios:

ButTerfly^kisS dijo...

Cuando se vuelve la mirada atrás y se da uno cuenta de que el pasado no se puede cambiar, solo la esperanza de que los sentimientos sean realmente puros, puede devolver el aliento y recomponer los desdibujados trazos que se ocultan tras las nubes.
Estoy segura de que yo... SI lo intentaría.

Un beso sentido.

entreluces dijo...

Mirarse hacia dentro para preguntarse, para encontrar respuestas ya es a mi entender un buen comienzo porque lo importante es querer escuchar nuestro interior
que casi nunca se equivoca. Besos queridisimo amigo

Enredada dijo...

Las respuestas van a aparecer, tal vez no debiéramos buscarlas tanto, porque cuando menos lo pensamos allí están...
besos