lunes, 29 de marzo de 2010

- AMORES DE CENIZA

No quería que sucediera con ella, que era tan trasparente como la mirada que derramaba. No quería que aquella noche cambiara la línea continua de su vida, porque ya le había resultado penoso tener que andar delante o detrás sin saber cómo. Ahora sólo caminaba a su lado, compartiendo los espacios donde sólo habitaba su sensibilidad y no tenía intención de pisar el freno de la locura que le acompañaba cuando las cosas iban bien. Pero tenía reparo hasta de pensar qué pasaría con el aire que exhalaba después de cada gemido de placer. No quería evitar el deseo, pero tampoco firmar una condena por sentirlo, ni mucho menos tener que mirar atrás sintiendo que le perseguía su conciencia. No quería tener que dibujar su cuerpo con las manos cuando ya no pudiera tenerla, ni que la nada fuera el paraíso ficticio de sus ojos, ni tener que repasar todos los verbos que hablan de ausencia y de soledad. No quería tener en el equipaje de su vida una cremallera rota por la que ir dejando escapar esas palabras que no se dicen en los momentos oportunos y que luego se van arrastrando como una pesada carga, buscando el momento de deshacerse de ellas. Quería que la noche no tuviera puerta, que pasara de largo sin decir ni siquiera hasta luego, para no tener que llenar luego los espacios que se quedan al vacío, cuando el alma se relaja y se despierta desnuda y fría. Prefería verla pasar de largo desde la ventana, antes que tener que cruzar la vida buscando un no se qué o tener que escuchar lo siento. No soportaba la idea de llegar a cualquier lugar y ponerse a buscar su huella, sin dejar de pensar en un encuentro que jamás volvería a producirse. Prefería los amores que a veces inesperadamente se convierten sólo en cenizas.
.

24 comentarios:

Cantares dijo...

Hoy tu relato me encuentra con un estado de ànimo especialmente sensible.
Quizàs si el protagonista espera lo suficiente se producirà lo que tanto desea?
Hoy estoy llena de interrogantes.
Es precioso tu post aunque el sello EMI que grabò el tema no me lo permite escuchar.
Me quedocon tus palabras.
Besos grandes

MORGANA dijo...

Beker..bellísimo relato..quizás deba ser más atrevido y arriesgar...
Besos y cuídate.

Flor dijo...

Bellisimo texto.
Lastima que no puedo oir y ver el video, dice que ya no esta disponible!

Un beso
Flor

Duna dijo...

Beker, el mundo es de los que arriesgan. Un amor callado, no fructifica.
No pude ver el vídeo, pero de tus palabras deduzco, que esos sentimientos deben expresarse.

Un beso

Ligia dijo...

Y sólo se vive una vez, así que hay que arriesgar... Bello relato. Abrazos

Chus dijo...

Y SI BUSCAMOS EL VIENTO FAVORABLE, Y NAVEGAMOS CON EL, YO NO SOY POETA,PERO TE DEJO UN PEQUEÑO POST DE JUVENTUD, ESPERO QUE TE GUSTE

Sol que camiñas por esos mares,
hai si o atopares pensando en min,
dille que me viches por el penando
e cen suspiros pra el che dín .....

un beso Chus

azul dijo...

Puede ser poco arriesgado pero no todo el mundo es igual ...

Un saludo

*Luna dijo...

Hola cielo que bello escrito con algo de nostalgia me encanto y bella cancion de Amaral
un beso

Lisandro dijo...

me toca de lleno amigo querido... la situacion por la que estoy pasando la describiste en tu exeltne relato!!! me llena el alma! un fuerte abrazo!

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Poeta amigo: como siempre me he visto en más de un cuadro dibujado por tus letras pero sobre todo me quedó como un eco lo siguiente:"No quería tener en el equipaje de su vida una cremallera rota por la que ir dejando escapar esas palabras que no se dicen en los momentos oportunos y que luego se van arrastrando como una pesada carga...."
Un abrazo grande

luisa maria cordoba dijo...

Arriesgar cuesta y mucho, ese es el problema quizas, el miedo a lo desconocido.
La cancion de Amaral preciosa.
Una entrada muy hermosa Beker, felicidades.

Angeles dijo...

En el amor hay que apostarlo todo, el corazón sabe cuando es o cuando no...el resto son excusas..( es simplemente mi experiencia, vale?)
Besos:)

sedemiuqse dijo...

El amor es el amor. Desear para el otro lo que el desea para si, no lo que nosotros deseamos para el.
El amor es libertad, por amor no se sufre, se sufre por emociones que proceden de otra fuente. Me encantó.+

Besos y amor
je

Encarni dijo...

No sé por qué al terminar de leer tu entrada me he sentido triste, y he recordado aquella frase tan manida de 'lo que pudo haber sido y no fue' o quizá fue sólo a ratos, a ratos donde mirar un poema, compartido.

Un beso y buena Semana.

Belkis dijo...

Que bonito…caminar a su lado, compartiendo, no compitiendo… pero también algo triste vivir en la agonía del te tengo, no te tengo…
Lo ideal sería una relación fluida, madura, de respeto, en donde cada uno da lo que tiene para dar, sin esperar, sin forzar, sin intentar cambiar. Sólo se puede dar lo que se tiene, ni un ápice más y quien recibe debe recibirlo con alegría y disfrutarlo mientras dure. Más adelante otras puertas se abrirán, otros amores vendrán, y todos aportarán. No hay que acabar con el amor, ni cerrar la puerta, más bien dejarlo entrar.
Hermosa la canción de Amaral
Sublime y triste lo que escribes Beker.
Un abrazo

mimbre dijo...

Hola Beker...
"El amor tiene razones que la razón no entiende"
Hermoso relato, personalmente pienso que en esta vida debemos jugarnos por lo que queremos...Del cielo solo cae lluvia...por el momento¡ Gracias por tu visita,AMIGO MIO¡¡
Un abrazo enorme y Felices Pascuas¡
Osvaldo

Calvarian dijo...

GRan frase final...con la que me identifico plenamente. Bello texto y muy sentido

Felicidades. Un saludo

sara dijo...

Muy triste es este bonito post que hoy nos regalas, bellas palabras.

besos y abrazos.

Sara

Forbidden dijo...

Muchas veces
vemos que pasan cosas que no queremos que ocurran.
como la despedida de la persona que nos da amor.
la vemos ir a sabemos que no podemos hacer nada.
estamos atados de pies y manos.
algunos caen y les cuesta levantarse.
yo lo vivi, muchas veces.
alguna fue como un cachetazo, otras como caer de un 5to piso.
pero si esos momentos no hubieran existido en mi vida.
no hubiera aprendido.
que cuando el amor se termina lo mejor es aceptarlo y decir adios.
por que decir adios es crecer.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un fuerte abrazo

María Socorro Luis dijo...

Muy hermoso tu texto poético.
Mejor sufrir y no arriesgarse, para no sufrir más.

Besos.

Y perdona, creí que la foto era de internet, de donde suelo tomarlas, de
verdad lo siento. Soco

irene dijo...

Con los años he aprendido que lo mejor es vivir intensamente cada momento, y siempre al lado, ni delante ni detrás.
Muy bonito y sentido relato, Beker.
Un beso.

tisbe dijo...

Esos amores que se convierten en cenizas sin haber ardido del todo se quedan muchas veces,ardiendo eternamente.
A veces,querido amigo,es posible conjugar todos los verbos que hablan de ausencia sin siquiera haber tenido.

Me encanta tu forma de expresar.

Besos

cris dijo...

el gris me sienta bien.

Aldabra dijo...

pues no me parece bien esa actitud, en la vida hay que arriesgarse.

biquiños,