martes, 11 de mayo de 2010

- EL MAR Y EL DESTINO

La mañana olía a calma, a frescor de sombra y a pesar de que el mar arrastraba en su faena a las olas que como el destino iban y venían, se mantuvo por un instante todo el silencio de la noche, esa quietud con la que las cosas se van haciendo vivas poco a poco, fluyendo, tomando de nuevo el significado y la verdadera trascendencia. Me gusta mirar el mar así sentado en la orilla, el mar que suena a mar, el mar blanco de sal que se empeña en hacer bailar los recuerdos en esos instantes solitarios que se fugan del tiempo y vagan por la memoria, en una lucha por no dejarse vencer hasta que se instalan definitivamente en el alma. Dicen que el amor es a veces muy solitario, que sobrevive en medio de los destrozos, que se mantiene en medio de la nostalgia y que se alimenta de los gestos de ternura, a veces casi imperceptibles, de cada momento. Por todo eso hay que retener con fuerza las cosas buenas que nos ocurren, porque todos tenemos que tener al menos una razón importante para vivir.
.

23 comentarios:

delaRosa dijo...

No conocía esta canción de Ana Belén, que me ha parecido muy buena. La melodía es preciosa.
La fotografía bellísima, muy viva.

Se dicen muchas cosas del amor y probablemente todas sean ciertas, y.. si, tienes razón "hay que retener con fuerza las cosas buenas que nos ocurren", solo que, a veces, no las vemos.

Precioso post, un saludo:)

Logan y Lory dijo...

Hay que mantener en la memoria esos instantes vividos en el amor. Es necesario para el alma recordarlos, retenerlos y revivirlos, porque aun muerto ya el amor, queda su esencia para utilizarla de nuevo.

El tema musical en esa voz de Ana Belén es maravilloso.

Tu texto y la imagen preciosos.

Un abrazo.

Eritia dijo...

"las olas que como el destino iban y venían",me gustó esa frase, la magia del mar capaz de divertirnos, entristecernos, enamorarnos, provocar las mayores catastrofes....
Me gustaría ser más consciente de las cosas buenas para retenerlas y disfrutarlas, tantas veces pasan inadvertidas hasta que se pierden...

Besos. Eritia

luisa maria cordoba dijo...

Siempre hay que quedarse con las sensaciones buenas que nos dá el amor.
Me gustó mucho tu entrada.
Un beso amigo.

Ligia dijo...

"Mirando al mar soñé, que estabas junto a mí..." Se me ha venido a la mente esa canción. Es un buen lugar para recordar amores. Besos

Angeles dijo...

El amor es la razón, la fuerza y el sentido de la vida, tal vez lo que consideramos pérdidas sean en realidad la expansión del amor.
Besos:)

*Luna dijo...

Hola cielo muy bella entrada con esas palabras del mar que tanto me gusta mirar la musica es divina
un beso

MORGANA dijo...

Sin amor no seríamos nada,Beker,bellísimo el vídeo.
Besos.

Luisa dijo...

El mar.....siempre inspira....esté como esté y nos calma.

Cantares dijo...

Ese mar inmenso que va de esta orilla hasta aquella, cuantos secretos debe ocultar.
Precioso,no conocìa esta bella canciòn. Besotes grandes

María Socorro Luis dijo...

El mar y el amor, ese binomio poético que tan bien te inspira.
Muy hermoso tu texto Beker.

Un beso

Esmeralda Martí dijo...

Bello texto, bella reflexión: el mar, la soledad, el recuerdo, el amor... Sobrevivir a las olas, a la embestida de la vida, añorar lo que uno tuvo y no valoró como debiera, esperar que todo suceda nuevamente para capturarlo...
Tiene que haber una razón para vivir. Buen final. Me apunto.
Abrazos cordiales, amigo.

Cecy dijo...

Amar el mar, es inevitable.
Amar la vida y las buenas cosas que ello nos acerca.
Y el amor que siempre viaja como las olas.

Que lindo Amigo!

Un abrazo inmenso como el mar.

Belkis dijo...

Hay Beker que fácil y complicado es el amor… Cierto que a veces es solitario y sobrevive desafiando el oleaje de la tormenta del corazón enamorado, que no es correspondido, porque aunque intente huir buscando islas para naufragar, sólo encuentra labios que le sacan de quicio y le hacen recordar… Por eso siempre tratamos de volver al lugar en que fuimos felices.
Importante es disfrutar con los recuerdos, sin dejar que estos nos dañen, e intentar buscar nuevos horizontes y otros oasis donde podamos asirnos a algo tangible.
Me encanta la profundidad y sentimiento que pones en tus letras.
Un beso muy grande amigo.

DAISY dijo...

me encanta la canción de ana belén, y qué decir del mar!! me recuerda al verano!! un beso

roxana dijo...

que bello es perder la mirada en el mar y dejarse llevar!!!!!!!!!!!!! escuchar su ruido, su movimiento y temperamento!!! amo el amor para mirarlo y saber que hay secretos que se me abren cuando dejo la mente quieta alli posada! bella entrada! un gusto!

Mar dijo...

Una razón importante para vivir...

El problema es que, a veces, no nos damos cuenta de que esa razón está ahí.

Mezclar el Mar, con el destino, con el amor, me ha encantado ;)

Besos.

sedemiuqse dijo...

Yo creo que la razón importante para vivir es la misma vida, el amor.

Besos y amor
je

PD

Es precioso

Calvarian dijo...

A veces cuesta mucho encontrar esa razón. Incluso el mar ha perdido su encanto, no suena, no huele, ni habla...

Abrazos

HUMO dijo...

Yo tengo al menos cuatro razones importantes :), mis hijos!

Precioso!

=) HUMO

irene dijo...

Son bonitas esas horas, en que todavía no se ha despertado la ciudad, para contemplar el mar, en solitario, sólo el mar, uno mismo y sus propios pensamientos.
Qué fragil es el amor.
Un beso, Beker.

Ruth dijo...

El mar, compañero de soledades, de susurros, de gritos de esperanza, de sueños rotos y otros por venir, el mar, amante y confidente....

Besos querido amigo.

Núria dijo...

El mar es como un bálsamo para los sentidos...relaja nuestro espíritu y, a la vez, pone en marcha el motor de los recuerdos...
Me reconozco una enamorada del mar, especialmente al nacer el día y al atardecer...
Gracias por pasarte por mi blog, que ma ha dado la oportunidad de llegar hasta el tuyo. Ha sido un placer leerte.
Un saludo,
Núria