viernes, 21 de enero de 2011

- DEL SILENCIO INDIFERENTE

Sólo se puede definir la tristeza, cuando se ha vivido, cuando se ha sentido muy dentro tanto silencio indiferente. Y es que un sólo recuerdo puede llegar a ocupar el lugar de todos los demás, como un foco inmenso de luz que inunda todo lo que se encuentra a su alrededor, con ese afán expansionista y efecto imperialista de ocupación.

Se cerró la puerta detrás de cuatro diminutos pasos,
quedando impregnado el aire de una sensación a despedida, de recuerdos prisioneros para siempre...
.
Sonó la algarabía al otro lado,
pero aquí ya no había nadie más que la ausencia y hasta las palabras perdieron su sonido, dejando paso al tiempo de lo absurdo...
.
Y como la ceniza se pierde en la noche,
un silencio de sombras vacías y melancolía avanzó lentamente, arrastrando bajo el brazo el tiempo perdido...
.
Cerrar los ojos y esperar bajo la inmensidad de lo desconocido,
hasta que despunten las estrellas como piedras de hielo
y se ahogue la pena de los sentimientos...

Ahora puede que ya no quede nada, apenas nada que se pueda explicar

http://www.youtube.com/watch?v=qwprrAEL9-E&feature=related

14 comentarios:

Uka. dijo...

Sublime.
Ha sido como leer dentro de una persona lo que ese sentimiento abarca,como bien dices,con ese afán expansionista.
De verdad que es precioso lo que has escrito.
Un beso.

Cantares dijo...

Que bello,que doloroso y que triste.
Precioso como todo lo que hacés.
Besos

Angeles dijo...

Ese es el estado en el que nos sumerge la tristeza, suerte que contamos con el cielo, las estrellas y siempre nos traen un nuevo amanecer.
Abrazos.

Ligia dijo...

El texto, muy triste. La imagen preciosa. Abrazos

Maritza dijo...

Bellísimas palabras, muy delicadas, sólo de quien ha vivido este sentimiento, sin duda.
Tu blog es bellísimo.
Tiene mucho arte y preocupación en los detalles...

Abrazos grandes.

Lucía dijo...

Que cierre más triste el del texto. Pero llevas razón cuando ya apenas queda nada que explicar, ahí se empieza a definir la tristeza.

Dejas un sabor a íntimo dolor...

Un abrazo grande querido amigo.

*Luna dijo...

Un trsite texto pero muy bello escrito
un beso corazon

Javier dijo...

Tienes razón, solamente se puede definir la tristeza si se ha vivido.
El silencio indiferente, me gusta, sí.


Saludos.

Aldabra dijo...

Tienes razón, Beker, hay sentimientos que si no los vives dificilmente puedes llegar a comprenderlos en toda su intensidad.

biquiños,

María Socorro Luis dijo...

Texto y poema: Una maravillosa descripción de la tristeza.

Muxus

Cinzia Procopio dijo...

Hola Beker, aquí estoy, gracias por tu visita. Es cierto, la noche definió el libro: Antonio Skármeta. Algún título debía ser el primero. Me gustan mucho estos versos: no se conocen ciertas emociones, hasta vivirlas.
Recibe un abrazo,

Belkis dijo...

Cuando dolor en ese silencio indiferente que deja vacía el alma. Lo conozco. Muy triste, pero muy bello lo escrito. Te dejo un abrazo inmenso Beker

DAISY dijo...

muy bonito pero a la vez me parece triste. Las imágenes y la música bellísimas también!! un abrazo poeta

Cinzia Procopio dijo...

Aquí estoy, amigo Beker, para darte las gracias por tu visita. Acabo de actualizar con información nueva. Espero que puedas pasar un ratito por mi espacio. Un abrazo.
PD: el silencio nunca es indiferente.